Aire acondicionado: ¿Qué tan peligroso es para la salud?

 Se aproxima la temporada veraniega.

El mercurio de los termómetros ha empezado a medrar de forma brusca, y nuestros cuerpos se sienten más calientes.
A Dios gracias, tenemos el aire acondicionado que nos ayuda a enfrentar el calor. ¿Qué tan saludable es y a qué debemos prestar atención cuando lo empleamos?
Hasta hace un tiempo, cada persona deseaba tener un aire acondicionado en su casa.
Como bien sabemos, las elevadas temperaturas nos hacen sollozar. El poder de concentración reduce y nuestro desempeño físico o bien intelectual se reducirá. Además de esto, vamos a sudar exageradamente y nos deshidrataremos. Asimismo se han observado mejoras con factores alergénicos o bien parásitos.
El aire acondicionado puede ocasionar más inconvenientes de salud. 
Sin embargo, las unidades de aire acondicionado han de estar limpias y bien mantenidas, de tal modo que el aire que respiramos sea de calidad. En caso contrario, todos estos beneficios se transformarán en desventajas y corremos el peligro de poner bajo riesgo nuestra salud.

Consejos pesados.

Acá hay 2 de las enfermedades comunes provocadas por los acondicionadores de aire. Debido a que estas unidades son el entorno ideal para el desarrollo de bacterias, estos inconvenientes de salud son "el orden del día".
No se sorprenda si tiene los ojos secos, irritados, con conjuntivitis. Son sensibles, propensos a este género de cariño, con lo que el aire acondicionado es peligrosísimo.
No te olvides de todos y cada uno de los inconvenientes ocasionados a los músculos y nervios. Esto significa dolor, contracciones musculares, neuralgia, dolor de espalda o bien cuello, el colon o bien la zona lumbar.
Enfermedades pulmonares, enfermedades respiratorias, asma, laringitis, faringitis, amigdalitis, rinitis, aun otitis. Estos son solo ciertos inconvenientes de salud que puede ocasionar el aire acondicionado.
Si utiliza demasiado aire acondicionado en su vehículo, corre el peligro de tener dolor en la columna vertebral (lumbar o bien cervical).
¿De qué forma podemos eludir estos inconvenientes de salud?
Es fundamental adecentar con regularidad los acondicionadores de aire. Lo idóneo sería proseguir las instrucciones del fabricante para cada unidad.

Ciertos acondicionadores de aire tienen funciones de limpieza

al paso que otros requieren limpieza o bien remplazo de filtros. Cualquiera que sea la situación, prosiga rigurosamente estas pautas.
No exponga ni ponga el aire acondicionado a bajas temperaturas. Probar la diferencia entre el interior y el exterior no es demasiado grande. Lo idóneo sería entre veintiuno y veinticinco grados, aun más si el exterior está por sobre los cuarenta grados centígrados. Cerca de diez grados de diferencia entre el exterior y el interior, con lo que no "traumamos" el cuerpo dadas estas fluctuaciones.

Si puede, no instale el aire acondicionado cerca de donde está parado.

O sea, no cerca de la cama, mesa o bien espacio de trabajo.
Cuanto más cerca esté o bien aun de manera directa de la acción del aire, más peligroso va a ser para su salud. Si tienes  pequeños, sería ideal no estar expuestos en lo más mínimo. Emplace el aire acondicionado en una habitación donde el pequeño no esté, si es el caso.
De noche no es conveniente dormir con el aire acondicionado encendido.
¡Tal vez uno de los aspectos más esenciales! Trate de emplear el acondicionador de aire lo menos posible y solo cuando sea preciso. ¡No te sobrepases!

Deja un comentario